5 tips para dejar de fumar vapeando


Más de 15 años pasaron desde que el vapeo empezó a despegar como una terapia funcional y eficiente para dejar de fumar. Pasamos desde dispositivos para nada prácticos a kits de inicio, mods gigantes con atomizadores de todo tipo, forma y color, y ahora nos encontramos principalmente en la meseta de los pods y las sales de nicotinas. 

Sin embargo, a pesar del transcurso del tiempo y de los avances tecnológicos, aún son frecuentes los casos de personas que empiezan a vapear y no logran sus objetivos. Muchas veces por encontrarse en contextos prohibitivos, sobre todo en Argentina, y en otras ocasiones porque la falta de información los lleva a iniciarse tomando pésimas decisiones.

Vamos a hacer de este post una especie de guía para intentar contribuir en este aspecto y que aquellas personas que quieren dejar de fumar vapeando, puedan empezar el camino con el pie derecho. Que los aprendizajes de la comunidad vapera sirvan de base para los que buscan una mejor calidad de vida.

Arranquemos.

 

#1. Si vas a vapear, que sea por necesidad y no por moda.

En este punto, la mayoría de los vendedores, consumidores, creadores de contenidos e influencers estamos de acuerdo.

Aunque algunas compañías en los últimos años hayan usado sus recursos financieros y marketineros para promocionar al vapeo como algo cool, como algo relacionado a un estilo de vida aspiracional, el vapeo nació, creció y va a ser siempre una terapia de reducción de daños.

Y un dato no menor: el vapeo no es para menores de edad.

Entonces, si tenés ganas de empezar a vapear, como primer paso tenés que hacerte 2 preguntas: ¿Soy fumador? ¿Soy mayor de edad?.

Si la respuesta a cualquiera de esas dos preguntas es “NO”, estás tomando una decisión equivocada.

 

#2. Empezá con algo simple.

Otro grave error que se ve frecuentemente en iniciantes, es que quieren empezar con equipos caros y complejos, y muchas tiendas en su afán de lucrar, no se toman un segundo para explicarles que se están comprando un problema.

Los equipos más caros y complejos del mercado, generalmente exigen que el usuario tenga ciertos conocimientos sobre resistencias, algodones, líquidos y armado de setups, entre otras cosas. Estos equipos en manos de alguien sin experiencia, muchas veces se traduce en una experiencia de vapeo pobre. Y esto, a su vez, deriva en una baja tasa de éxito.

Fumar es algo muy simple. Vas al kiosco, compras un atado, lo abrís, lo prendés y fumas. Si querés dejar de fumar, lo más recomendable es que busques un equipo con el grado de simpleza más alto posible.

Por ese motivo, los kits de inicio de mediados de la década pasada y los pods actuales son los más recomendables: son equipos en los cuales ponés una resistencia o un cartucho, cargas un tanquecito, dejás reposar 10 minutos y sale andando.

La diferencia entre los viejos kits de inicio y los pods actuales, son los líquidos. Generalmente los kits de inicio antiguos se usan con líquidos con nicotina free base y los pods se usan con líquidos con sales de nicotina y, como explicamos en este post la semana pasada, las sales de nicotina son más recomendables para empezar.

Otro punto a favor de los pods es la disponibilidad de repuestos. Cuando te compres tu primer equipo, debés tener en cuenta los repuestos necesarios para usarlos de forma sostenida en el tiempo. Si esos repuestos dejan de estar disponibles, el equipo queda obsoleto. Tenelo en cuenta.

 

#3. Si vas a comprar, que sea con referencias.

Aunque nos encantaría que no ocurriese, la realidad es que el mercado del vapeo en Argentina está lleno de chantas. Clones vendidos como originales, equipos en mal estado, equipos incorrectos… vemos casos como estos a diario.

Lo único que podés hacer para asegurarte de no caer en esas situaciones, es buscar referencias. Si tenés amigos o amigas que vapean, pediles el dato. Si no tenés, te recomendamos que recurras a las comunidades de redes sociales, principalmente en facebook e instagram, para buscar tiendas de confianza que puedan aconsejarte y venderte el equipo adecuado a tu situación y a tus preferencias. Arrancar mal asesorado hace que sea mucho más difícil un proceso que ya de por sí, cuesta.

 

#4. Amigate con las caladas.

La mayoría de los vapeadores tosieron con sus primeras caladas. Es normal, a todo el mundo le pasa. Después de tantos años inhalando humo, una calada diferente hace que nuestro organismo reaccione diferente.

En ocasiones, la tos se debe al uso de equipos y líquidos inadecuados. Pero si tomaste en cuenta el tip anterior, y compras un equipo acorde a tu situación y un líquido acorde a tu equipo, la tos va a desaparecer en cuestión de días, o incluso horas.

Dale tiempo a tu cuerpo para que se acostumbre a una calada diferente. Vas a ver, cuando quieras darte cuenta, la calada va a ser suave y automática. Igual que la del pucho, pero sin inhalar esa cantidad de basura que está presente en el humo.

 

#5. Ponele voluntad

Este es otro punto donde toda la comunidad probablemente esté de acuerdo. Sobra evidencia y no hay dudas de que el vapeo es la herramienta más efectiva para dejar de fumar, pero tampoco es magia.

La voluntad es fundamental y si esperás que el 100% lo haga un pod y unas sales, probablemente la cosa no te funcione.

Habrá momentos en los cuales las ganas de fumar te picoteen la cabeza. El primero del día, después de comer, tomando una cerveza con amigos, después de un buen café. El cigarrillo está íntimamente relacionado con esos momentos.

Pero con voluntad, es fácil. Si, es fácil. No es magia, pero es fácil.

Y si los primeros meses tuviste un mal día y te prendés un pucho, aunque no es lo ideal, tampoco es la muerte de nadie. No tires la toalla. Apagá ese pucho, y seguí vapeando. Así, con voluntad y consistencia, vas a terminar vapeando full time sin darte cuenta.

 

Y hasta acá llega nuestra lista de tips. Probablemente algo nos quede afuera, porque cada experiencia es un mundo, pero tenemos mucha confianza es que cualquiera que siga estos 5 consejos, va a tener el camino mucho más llano para lograr desprenderse del cigarrillo.

 

¡Contanos tu experiencia, te leemos en los comentarios!


Dejar un comentario